20 enero 2010

Cuentos cortos primera entrega, primer cuento.

Últimamente me despierto de madrugada soñando cosas muy extrañas, he decidido escribirlas, para no olvidarlas o para entenderlas.



El perro de cerámica


Caminaba por el jardín de mi casa, cuando me encontré con un gran perro de cerámica negra, se movía, se tropezaba, parecía un juguete que se choca con una pared y sigue caminando, al verlo detalladamente me di cuenta que había un perro de verdad en su interior, sus ojos me decían que ya se había resignado.



F.

Pin It

No hay comentarios :

Publicar un comentario